Un grupo de ocho buzos de salvamento de las Fuerzas Armadas provistos con un robot submarino se sumó a la búsqueda de Guadalupe Belén Lucero, la niña de 5 años que desapareció hace 40 días en un barrio del sur de la ciudad de San Luis, cuando jugaba con otros chicos en la vereda de una casa familiar.

Los militares que llegaron a la provincia comenzaron a trabajar junto a efectivos de la policía y de los Bomberos en distintos espejos de agua, con la ayuda de un vehículo remoto submarino.

Prioridad

El teniente de navío Federico Maximiliano Sturba, líder del grupo, dijo a la prensa que “la misión prioritaria es colaborar todo lo que sea necesario con un vehículo remoto submarino de búsqueda y localización que puede revisar puntos de interés de acceso complicado, con lo que reducimos el riesgo humano”.

El grupo pertenece a la base de Puerto Belgrano de la provincia de Buenos Aires.

“La utilización del robot submarino permitirá acelerar la búsqueda que se viene haciendo en los diques y espejos de agua, y se podrán acercar a puntos riesgosos como los murallones, dejando al elemento humano para otras tareas más específicas”, añadió Sturba.

Comentarios de Facebook

Comentarios