Ambos elementos se viralizaron rápidamente a través de las redes sociales tras conocerse el crimen de Lucio Abel Dupuy, de apenas cinco años.

Luego de que se conociera el brutal asesinato en La Pampa del nene de cinco años Lucio Abel Dupuy, en las redes sociales se viralizaron capturas de WhatsApp de una vecina de la víctima que ya el 25 de agosto pasado había dicho que escuchaba los golpes que recibía el chico.

En este sentido, la mujer también reveló que la pareja de la madre le pegaba al menor. “Todos los días llega del jardín (el nene) y la novia de la mamá lo caga a palo”, afirma la vecina en el mencionado chat.

Dentro de esos mensajes además se menciona la dirección donde el chico vivía con su madre y la novia en la calle Allan Kardec al 2300 en Santa Rosa, capital de La Pampa.

La vecina que envió los chats vive pared de por medio con ese departamento y, según ella, las golpizas denunciadas incluso se escuchaban desde la calle.

A su vez también se viralizó una foto de la madre del chico, Magdalena Espósito Valenti, en la que su hijo aparece con un pañuelo en el cuello que le sostiene el brazo derecho lesionado.


Cómo fue el crimen del nene

El nene de cinco años fue brutalmente asesinado a golpes en Santa Rosa, capital de La Pampa, y por el gravísimo caso fueron detenidas dos mujeres: la madre del chico y la pareja de esta.

Uno de los resultados que arrojó la autopsia fue que el menor falleció como consecuencia de politraumatismos, y que además presentaba signos de lesiones anteriores.

Según las fuentes policiales y judiciales consultadas, las mujeres arrestadas son Magdalena Espósito Valenti, de 24 años y madre del nene; y Abigail Páez, de 27 años y actual pareja de Espósito Valenti.

Durante la madrugada de este sábado, la madre llevó al pequeño convulsionando a una sede policial. Le hicieron RCP y lo trasladaron a un hospital, donde se certificó su muerte.

Luego de realizada la autopsia durante la madrugada del sábado, el médico forense Juan Carlos Toulouse confirmó que Abel murió por los varios traumatismos que tenía. Además sufrió una hemorragia interna, dos indicios que muestran que sufrió una paliza.

En este sentido, una fuente judicial consultada que pudo presenciar la autopsia reveló: “Tenía mordeduras, quemaduras de cigarrillos, golpes con objetos contundentes, de todo. Nunca vi algo parecido”.


Las dos “explicaciones” de su madre por las heridas 

Cuando las dos mujeres trasladaron al nene en brazos hasta el Hospital Evita se encontraron en el camino con un vecino que trató de ayudarlas. “Me entraron a robar, lo dejé solo dos segundos y el nene se cayó”, le explicó la madre en ese momento.

Ni bien lo revisaron los médicos en el mencionado centro de salud, constataron que el nene tenía sangre en la boca y hematomas en varias partes del cuerpo. El más notorio estaba en el glúteo derecho. Además, tenía la una marca de zapatilla en la espalda. “Como si lo hubiesen pisado”, dijo la misma fuente.

Fuente: Todo Noticias

Comentarios de Facebook

Comentarios