Cuestionó el fallo de la Corte «desde el punto de vista moral», pero apuntó contra el gobierno anterior por «omisión legislativa».

Antes de ingresar en el recinto de la Cámara de Diputados, la diputada y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, se expresó sobre el fallo de la mayoría de la Corte Suprema sobre la aplicación de la conmutación de penas conocida como 2×1 para militares condenados por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar.

«El fallo se enmarca dentro del derecho penal liberal tradicional; desde el punto de vista del positivismo jurídico es correcto. Desde el punto de vista constructivista moral, yo discrepo y hubiera votado como el juez [Juan Carlos] Maqueda», sostuvo Carrió, quien enfatizó que la ley del 2×1 fue «una mala ley», aunque recordó que fue avalada en su momento por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) porque por entonces «en el país estaban llenas las cárceles de procesados».

«Esa ley se derogó, ahora la cuestión es cómo se aplica la ley penal más benigna que es uno de los principios del derecho penal», enfatizó.

La legisladora insistió en que «hubo una omisión legislativa» porque el Congreso no sancionó, desde 2001 (cuando se derogó la ley del 2×1) hasta ahora una norma que evitara la aplicación de ley más benigna para autores de delitos de lesa humanidad. «El responsable de esto fue el kirchnerismo, que durante 12 años dominó el Congreso», acusó.

Ya en el recinto continuó con su argumentación y dijo: «La ley de hoy vienen a solucionar un error no de la Corte, sino de este Poder Legislativo».

Fuente: La Nación

Comentarios de Facebook

Comentarios