Mariela Márquez falleció el jueves 14 de octubre en el Hospital Padilla. Ella fue atacada mientras trabajaba en un centro de oficinas de Yerba Buena. Su agresor fue Gerónimo Helguera, quien le disparó en la cabeza.

Helguera fue arrestado y sometido a una audiencia para establecer los cargos en su contra. Cuando terminó la audiencia, la jueza interviniente dispuso la internación provisoria del acusado, en una institución psiquiátrica.

El médico forense, Gustavo Costal, indicó que Helguera atravesaba un brote psicótico: “quiere matar a quien individualiza cómo el que lo bulliyngnio”. Los abogados defensores, Ernesto Baaclini y Camilo Atim Antuni, solicitaron postergar aquella audiencia, alegando que su representado no estaba en condiciones mentales para afrontarla.

Este martes se conoció que suspendieron por tercera vez la junta médica que tiene que determinar si el autor de este crimen es inimputable.

Familiares de la víctima dijeron hace una semana en Los Primeros «No tenemos novedades de nada. Nos dicen que él no está en sus capacidades para afrontar una junta médica. Creo que la justicia está siendo injusta. Están actuando en favor de una persona que no parece fuera de sus cabales por lo que hizo».

Comentarios de Facebook

Comentarios