Tras una larga jornada de protestas, Alicia Kirchner logró salir de la Casa de Gobierno de Santa Cruz.

Fue otra noche larga para la gobernadora Alicia Kirchner. Un grupo de manifestantes bloqueó ayer por la noche, una vez más, los acceso de la casa de gobierno impidiendo que la mandataria provincial logre salir del edificio: permaneció allí desde las 10.30 hasta las 05.40 de hoy cuando logró retirarse de la sede por la calle Comodoro Rivadavia, uno de los ingresos laterales. Es la tercera vez que Kirchner queda encerrada a raíz de una protesta.

Mientras la provincia continúa paralizada, el sector docentes ADOSAC votó otra semana de paro, el reclamo se siente también en el Poder Judicial que continúan con su reclamo en el ingreso al edificio del Tribunal Superior de Justicia. Ayer se volvió a escuchar el mismo pedido de hace meses: los trabajadores estatales le exigieron a Alicia Kirchner el pago total de sus salarios, sin escalonamientos. La asamblea pública por la educación, salud, justicia y salarios de Santa Cruz, ayer se trasladó a los jardines de la casa de Gobierno donde permanecieron toda la noche exigiendo soluciones a la administración provincia en medio de la profunda crisis financiera que vive Santa Cruz.

Con bloqueos en los accesos a la sede oficial, los manifestantes, además de repudiar la situación que vive la provincia, pidieron salarios mínimos de $ 20.500, juicio político a la gobernadora Alicia Kirchner y que la ex presidenta, Cristina Kirchner, sea declarada persona no grata. Además, solicitaron una audiencia con la gobernadora pero fue rechazada, mientras en el interior de la casa de gobierno, un grupo de madres autoconvocadas permaneció más de diez horas esperando ser atendidas por la cuñada de la ex Presidenta. Sus asesores respondieron que no tenía lugar en la agenda. El malestar generó que la situación se extendiera hasta esta madrugada con la gobernadora Kirchner sin poder salir del edificio hasta las 5.40.

Alicia Kirchner estuvo en la sede de gobierno, sobre la calle Alcorta a metros de la avenida Néstor Kirchner, reunida con su vice Pablo González, el diputado camporista Mauricio Gómez Bull, la cuñada de Máximo Kirchner y senadora Virginia García y su par, María Ester Labado. Temprano, por la mañana habían sido convocados junto a los representantes de la UCR para una mesa de diálogo, uno de los pedidos de la Casa Rosada para avanzar hacia una adecuación fiscal a favor de Santa Cruz y poder asistirla financieramente. Los únicos que lograron retirarse cerca de las 13:30 fueron el senador Fredy Martínez y el diputado Héctor Roquel (UCR). Sin respuestas, y poco conformes dieron por concluido el encuentro.

Según fuentes de la gobernación, el vicegobernador tenía planeado viajar durante la madrugada hacia Buenos Aires para una serie de reuniones que tienen como principal objetivo, avanzar con el mutuo acuerdo del Banco Nación por $ 835 millones y con la negociación con el Gobierno para el plan de adecuación fiscal presentado hace pocas semanas y que al que deben realizarle «algunas modificaciones», consignaron fuentes oficiales.

Fuente: Clarín

Comentarios de Facebook

Comentarios