Un testigo complicó a Sánchez en el juicio por Paulina Lebbos

Noticias en Tucuman

Uno de los testigos del juicio por el crimen de Paulina Lebbos complicó la situación del imputado Hugo Sánchez, que ocupaba el cargo de Jefe de Policía en ese momento. 

Raúl Esteban Sanagua es policía vial y el día en que se halló el cuerpo de la joven, el  sábado 11 de marzo de 2006, fue encargado de uno de los grupos que cortó la ruta en el lugar. Llegó ese mismo día a las 19.30 y permaneció allí hasta el día siguiente al mediodía. 

El domingo por la mañana -declaró Sanagua- el jefe de Policía les dio la orden de realizar un rastrillaje en la zona donde se halló el cuerpo. Sánchez siempre había negado haber dado instrucciones en el lugar, que es donde se encubrió el crimen, de acuerdo a una sentencia judicial que ya se encuentra firme y que condenó a tres policías. 

El testigo reconoció que, pese a que ni él ni sus compañeros tenían conocimientos sobre cómo realizar rastrillajes en busca de pruebas, cumplieron la orden de Sánchez, que además les había dado la instrucción de que “cualquier cosa que se encuentre” le sea comunicada a él personalmente.

El procedimiento reconocido por el policía llamó la atención de las partes, puesto que una recolección de pruebas en un escenario tiene que ser ordenada por el fiscal (que estaba presente) y los resultados también deben ser informados a él. Además, sorprendió que ni Criminalística ni Policía Científica participaron de ese rastrillaje. 

El abogado de Sánchez, Enrique Andrada Barone, reconoció que su defendido dio esas órdenes, pero dijo que lo hizo en cumplimiento de un pedido del fiscal. 

Comentarios de Facebook

Comentarios

Noticias en Tucuman