La Escuela ALPI cumplió sus 60 años y por este motivo, alumnos y docentes recibieron al gobernador Juan Manzur para hacerlo partícipe de las celebraciones.

Creada en el año 1959, el establecimiento es el único en la provincia que atiende la discapacidad motriz. Actualmente, la escuela cuenta con educación inicial, primaria, secundaria integral, educación permanente de jóvenes y adultos y el servicio de integración escolar. La matrícula es de 130 alumnos por la mañana y la tarde destacando que el 30% de los estudiantes están integrados en escuelas de educación común.

Manzur-profesora-mayor-LS

En total son 23 docentes y siete equipos técnicos los que a diario brindan amor a los alumnos. El mandatario destacó la labor de los maestros y celebró el entusiasmo y la dedicación para atender a los chicos. “En nombre del Gobierno de la Provincia venimos a traer el abrazo y el saludo por estos primeros 60 años de vida. La primera maestra decía que esta escuela todos los días cuando abre las puertas da amor”, expresó Manzur.

“La educación es un pilar central de toda sociedad. Todos los países del mundo con mejor calidad de vida generan oportunidades, sociedades plurales, con respeto porque en todos los niveles ponen mucho esfuerzo en la educación”, agregó el Gobernador.

Para celebrar el nuevo aniversario, se presentó un libro histórico institucional, donde los alumnos pudieron vivenciar el paso del tiempo a través de fotos. Además, se entrevistaron a ex alumnos y docentes y técnicos que trabajaron en la institución. Además, se realizó un proyecto del museo con cuatro ejes: patrimonio, artístico, discapacidad motora e informática.

El ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, participó de la conmemoración “en representación de todos los tucumanos y tucumanos que están orgullosos de la escuela ALPI”. “Son 60 años de hacer lo que se dice y que lo que se diga sea un mensaje universal, de inclusión, de vocación docente, de estar a la par de la familia”, comentó el titular de la cartera educativa.

Historia de ALPI

En el año 1943 se produce una epidemia de poliomielitis y en todo el país se internaban diariamente niños que presentaban el cuadro de esa enfermedad. En esta situación, el doctor Marcelo J. Fitte, decidió junto con dos madres de sus pacientes, más un pequeño grupo de señoras, comenzar a responder a estas necesidades creando la Asociación de Lucha contra la Parálisis Infantil (ALPI) un 17 de diciembre de 1943.

En Tucumán, transcurrido el año 1959, la comisión directiva de la Asociación de Lucha contra la Parálisis Infantil – A.L.P.I. – solicita a las autoridades educativas de esa época que designe un maestro de instrucción para incorporarse a las salas e impartir enseñanza a los niños internados por largo tratamiento.

La planta funcional fue desarrollándose paulatinamente hasta adquirir su autonomía como institución pedagógica y ocupando su espacio propio a partir del año 1977. La escuela especial ALPI, funcionó en distintas casas alquiladas por el Ministerio hasta que en el año 2012 tuvo su edificio propio construido con fondos de la provincia.

Hoy funciona en el turno mañana el Servicio de Educación Integral Secundaria Especial, Jóvenes y adultos e Integración escolar y en el Turno Tarde los Servicios de Educación Inicial Especial, Primaria Especial e Integración escolar.

“Todos los que trabajamos en esta escuela tenemos un sentido de pertenencia muy grande. Aquí se trabaja mucho en equipo por las características de nuestros alumnos”, cerró Maritza Perrone, directora del establecimiento.

Fuente: http://comunicaciontucuman.gob.ar/2019/06/manzur-celebro-los-60-anos-de-la-escuela-especial-alpi/

Comentarios de Facebook

Comentarios