Desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), se informó que la recaudación de 2018 fue de un total de $3,382 billones, mostrando un crecimiento de 31,2 por ciento anual.

Los números, aunque muestran una mejora en la estimación prevista, se mantuvo 15 puntos por debajo de la inflación.

El impuesto que mejor desempeño tuvo fue el IVA impositivo, que estuvo presente en todas las ventas de la economía.

Por su parte, Ganancias aportó $742.052 millones a las arcas públicas en 2018, con una suba del 33,7% anual. Mientras que el impuesto al cheque sumó $234.300 millones, o 35,6% más que en 2017.

La Seguridad Social aportó $878.379 millones, con un incremento interanual del 24,7%, que quedó más de 20 puntos por debajo de la inflación esperada. Además el comercio exterior aportó  $221.338 millones en impuestos, o un 61,8% más que el año anterior. 

Las retenciones a las exportaciones, además crecieron 72,7% en el año, hasta los $114.160 millones. Además del nuevo impuesto, explica esta suba la devaluación del peso, superior al 50% en el año.

Comentarios de Facebook

Comentarios