Boca perdió ante Palmeira y ahora deberá ganar en Barranquilla

Noticias en Tucuman

Los hinchas de Boca habían armado una fiesta en la
Bombonera. Pero todo terminó en preocupación. La derrota 2-0 ante Palmeiras
deja al equipo de Guillermo Barros Schelotto sin margen en el grupo H. Y con
varios interrogantes abiertos, empezando por una nueva floja actuación de su
arquero Agustín Rossi.

Desde el primer minuto a Boca le quedó claro que no sería un
partido nada fácil. Arrancó dormido y casi lo paga caro en un blooper de Rossi.
El arquero recibió un pase corto de Pablo Pérez y cuando quiso sacar el
pelotazo largo, demoró más de la cuenta, la pelota dio en Keno y se fue besando
el poste derecho.

El equipo brasileño no se dejó amedrentar por el fenomenal
marco de la Bombonera. Con la defensa plantada casi en el centro del campo,
jugó de igual a igual y atacó en bloque, con buen manejo de la pelota.

Boca se fue acomodando con el correr de los minutos. Mejoró
cuando Sebastián Pérez se hizo eje. Prolijo, el colombiano administró la pelota
en el medio y movió los hilos.

Si bien empezó a dominar el juego, al equipo de Guillermo le
costaba generar peligro. La carta de ataque más usada fue Cristian Pavón,
siempre presente para explotar su velocidad por las bandas. También estuvo muy
activo Tevez, pivoteando. Pero no podían filtrar a la defensa brasileña.

La primera chance llegó promediando la primera parte con un
tiro libre de Pavón desde el costado izquierdo que rozó el travesaño.

Cuando parecía que mejor estaba el equipo argentino llegó el
baldazo de agua fría. A los 39 minutos, un centro pasado de Marcos Rocha desde
la derecha sobró a Leo Jara y encontró solito a Keno, que acomodó el cabezazo
contra el palo derecho de Rossi y puso el 1-0.

Enseguida Boca tuvo una chance clarísima para empatarlo. Una
corajeada de Tevez derivó en Pavón, ubicado de puntero derecho. El 7 sacó el
centro cruzado y, tras un leve roce del arquero, Wanchope Abila (un paso
adelantado) falló la definición abajo del arco. Increíble.

En el segundo tiempo Boca intentó arrinconarlo pero fue
Palmeiras el que casi aumenta la cuenta en una contra en la que quedaron tres
atacantes contra dos defensores. Un cierre providencial del colombiano Pérez
salvó lo que era el 2-0.

Con el empuje de los hinchas, el equipo del Mellizo tuvo su
ráfaga. Probó Jara con un derechazo seco que salió apenas alto. Luego lo tuvo
Pablo Pérez con un zurdazo de la medialuna que se fue al lado del palo derecho.
Y finalmente fue Pavón, encarando de izquierda al medio. Sacó un derechazo a
colocar que desvió bien el arquero Jailson.

Otra vez en el mejor momento de Boca golpeó Palmeiras. Y
nuevamente falló Agustín Rossi. El arquero salió a cortar de cabeza afuera del
área un centro cruzado, pero luego de rechazar se demoró en volver hacia su
arco. Las dudas fueron letales. Y el que no perdonó fue Lucas Lima, quien
controló con el muslo y definió al arco vacío.

Desde ese momento, Palmeiras aguantó y Boca chocó contra
Jailson. Toda la seguridad que no dio Rossi la aportó el arquero brasileño. No
hubo caso. La noche fue negra de principio a fin.

La derrota le quita margen al equipo de Guillermo en el
grupo H. Palmeiras llegó a 10 puntos y ya se clasificó a octavos de final. Para
Boca será clave el encuentro de este jueves en Colombia entre Junior (3 puntos)
y Alianza Lima (1 punto). Si el local gana llegaría a seis puntos y superaría
al conjunto, que se quedó con cinco y en la próxima fecha debe jugar en
Barranquilla.

Comentarios de Facebook

Comentarios

Noticias en Tucuman